Protegido: Procedimientos y circuitos en urgencias

14 marzo, 2014 Posted by admin

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Print Friendly

Herramientas y clasificaciones para la enfermedad grave

13 marzo, 2014 Posted by admin

CARDIOVASCULAR

  1. INSUFICIENCIA CARDÍACA 

ARRITMIAS

PATOLOGÍA VASCULAR
RIESGO QUIRÚRGICO

RESPIRATORIO

 

DIGESTIVO

INFECCIONES

 

NEUROLOGÍA

 

NEFROLOGÍA

TRASPLANTES

 

TRAUMATISMOS

 

ENDOCRINO Y METABOLISMO

 

HEMATOLOGÍA, DERMATOLOGÍA, OBSTETRICIA

 

ESCALAS DE GRAVEDAD. VALORACIÓN DEL ESTADO FÍSICO

 

PUBLICACIONES. MEDICINA BASADA EN LA EVIDENCIA. ESTADÍSTICA

 

Print Friendly

CLASIFICACIÓN DE FORRESTER DE LA INSUFICIENCIA CARDIACA EN EL IAM (***)

20 febrero, 2014 Posted by admin

CLASIFICACIÓN DE FORRESTER DE LA INSUFICIENCIA CARDIACA EN EL IAM (***)


 

  Clase funcional

 Presión capilar pulmonar (mm Hg)

 Indice cardíaco (l/min/m2)

I.                     Normal

< 15-18

  > 2,2

II.                   Congestión

 > 18

  > 2,2

III.                  Hipoperfusión

  < 15-18

  < 2,2

IV.                Congestión + hipoperfusión

  > 18

  < 2,2


Forrester JS, Diamond GA, Chatterjee K, et al. Medical therapy of acute myocardial infarction by the hemodinamic subsets. N Eng J Med 1976;295:1356-1362.

Print Friendly

CLASIFICACIÓN FUNCIONAL DE LAS CARDIOPATÍAS SEGÚN LA NEW YORK HEART ASSOCIATION (***)

20 febrero, 2014 Posted by admin

 

CLASIFICACIÓN FUNCIONAL DE LAS CARDIOPATÍAS SEGÚN LA NEW YORK HEART ASSOCIATION (***)


CLASE I Es posible desarrollar la actividad física habitual sin que aparezca sintomatología
CLASE II El paciente se halla asintomático en reposo, pero la actividad física habitual
produce síntomas (disnea, fatiga, etc.).
CLASE III Existen acentuadas limitaciones a la actividad física y los síntomas aparecen
con actividades menos intensas que lo habitual
CLASE IV El paciente presenta sintomatología en reposo.


Criteria Committee. New York Heart Association Inc. Diseases of the heart and blood vessels. Nomenclature and criteria for diagnosis. 6ª ed. Boston, Little Brown and Co. 1964; 114.

Print Friendly

MOOC cursos abiertos en línea

18 febrero, 2014 Posted by admin

MOOC, cursos en línea abiertos

El término “MOOC” es el acrónimo en inglés de “Massive Open Online Course” que traducido al castellano sería “Curso en Línea Masivo y Abierto”. Se trata de una modalidad formativa que se oferta desde un espacio en Internet y que contempla una inscripción abierta y por tanto un acceso de un considerable número de participantes.

Una de las tendencias de la actual sociedad de la información es la necesidad de formación permanente en torno a una realidad en constante evolución. Los MOOC suponen un recurso muy interesante para satisfacer esa creciente demanda de formación en todo el mundo de un público cada vez más numeroso y global.

Características

Un MOOC puede ser un curso en línea pero no todos los cursos en línea son un MOOC. Los ingredientes mínimos que debe tener un MOOC son:

  • Formato de curso. Representa una unidad completa de formación con un itinerario que contiene elementos informativos multimedia, tareas a realizar y pruebas que acrediten el conocimiento adquirido por el alumnado.
  • Carácter masivo. Está pensado para cualquier persona del mundo global y el número de matriculados en principio no está limitado siendo muy superior a un curso presencial ordinario.
  • Inscripción abierta. Cualquier usuario de Internet puede acceder a los contenidos del curso.
  • En línea. Es un recurso pensado para la formación a distancia donde Internet es el único medio de comunicación.
  • Duración reducida. Está previsto realizarse en un cierto periodo de tiempo de varias semanas.

 

El concepto de MOOC es sumamente flexible y engloba variantes muy dispares en función de parámetros adicionales: inscripción gratuita o de pago, presencia o ausencia de tutores, rol del profesorado como animador o experto, fechas concretas de realización o flexibilidad en las mismas, contenidos cerrados o bien elaboración colaborativa de materiales, etc.

Cómo empezaron los MOOC

A lo largo de la historia reciente se han desarrollado cursos masivos en línea que cumplían algunas de las características de un curso MOOC incluso antes de que este término se acuñara y se pusiera de moda. Por su especial impacto en la red cabe mencionar dos de ellos. Ambos supusieron la consolidación del concepto MOOC.

El primero fue organizado por George Siemens y Stephen Downes de la Universidad Manitoba de Canadá en agosto de 2.008. Con el título “Conectivismo y Conocimiento Conectivo” fue un curso de 12 semanas de duración donde se inscribieron 2.300 estudiantes.

En octubre de 2.011 los profesores Sebastian Thrun y Peter Norvig de la Universidad de Standford desarrollaron el curso “Introducción a la Inteligencia Artificial” con una matrícula de más de 160.000 personas de todo el mundo.

Este tipo de iniciativas se han desarrollado casi siempre en un contexto universitario. Lo cual resulta paradójico si se piensa que precisamente las universidades se han basado en la mayoría de los casos en un modelo de negocio formativo contrario a lo abierto y gratuito.

MOOC, cursos en línea abiertos

Tipos de MOOC

En múltiples referencias se maneja el concepto c-MOOC para referirse a los cursos orientados al aprendizaje conectivo (c =Conective) de George Siemens y Stephen Downes. Este término surge en oposición al concepto x-MOOC que alude a los cursos alojados en plataformas más rígidas como edX, MiriadaX, Coursera, etc y más centrados en el aprendizaje de contenidos.

Atendiendo al énfasis que se hace en uno u otro de sus tres elementos: redes, contenidos y tareas, se propone la siguiente clasificación que contempla tres grandes tipos de MOOC:

  • n-MOOC. Basados en el aprendizaje distribuido en red. (N=Network). Tratan de incentivar un aprendizaje conectivo donde cada persona va construyendo su propia red en interacción con redes y nodos. Sería el caso del curso “Conectivismo y Conocimiento Conectivo” de George Siemens y Stephen Downes.
  • t-MOOC. Basados en las tareas. (T=Tasks) .El alumno/a debe realizar varias tareas obligatorias para seguir avanzando. Estas se pueden resolver por distintas vías y la comunidad se utiliza para comentarios y dudas puntuales. Se fomenta un aprendizaje más instructivo y constructivo. Ejemplo: el curso de “Narrativa Digital ds106” de Jim Groom.
  • c-MOOC. Basados en los contenidos. (C = Contents). Presentan una secuencia de contenidos más o menos elaborada junto con un grupo de tutores que supervisan el seguimiento del alumnado participante. Se aplican pruebas de evaluación. Se basan en un concepto de aprendizaje tradicional de adquisición de contenidos. Ejemplo: el curso “Introducción a la Inteligencia Artificial” de Peter Norvig y Sebastian Thrun.

Buscadores de MOOC

El reciente boum de los MOOC en la multitud de plataformas a lo largo y ancho de Internet ha generado la necesidad de disponer de herramientas de búsqueda que faciliten la localización de cursos en torno a un tema concreto. En este contexto algunos buscadores interesantes son:

  • Mooc.es. Es un buscador de cursos en castellano.
  • OpenupEd. Es un buscador europeo de cursos.
  • RedHoop. Buscador más universal de cursos MOOC.

Ideas para el uso de MOOC

A continuación se exponen algunas ideas sobre el uso educativo de los MOOC en el contexto de un aula.

  • Contenidos abiertos. En la enseñanza reglada el uso de software libre y contenidos abiertos predispone también hacia el aprovechamiento de los MOOC disponibles. Es posible utilizar algunas de estas unidades en el contexto del aula con intención de facilitar aprendizajes en ciertas áreas curriculares.

  • Unidades de aprendizaje . El auge de los MOOC pone de manifiesto una vez más la importancia del curso como unidad básica de formación. En un tiempo no muy lejano en el cual el diseño de objetos digitales financiado por instituciones educativas ponía en práctica una fuerte atomización de los recursos, parece que por fin la tendencia se invierte para poner en valor propuestas de aprendizaje más complejas que faciliten al profesorado las tareas de preparación y reutilización.

  • Variedad. Tras un análisis detallado de varios cursos de éxito publicados en las plataformas específicas más populares, se puede concluir que se ajustan a un modelo estructural muy similar. Disponen de páginas de información, vídeos, cuestionarios y foros. Convendría dotar de variedad a los cursos que se ofrecen porque de lo contrario el alumnado puede aburrirse rápidamente. La solución quizás sea esforzarse en plantear tareas imaginativas y diferentes que supongan retos emocionantes y motivadores.

  • Vídeos y ancho de banda. La mayoría de MOOC están repletos de vídeos de Youtube. Conviene moderar el uso de este recurso en el diseño de un curso porque la conexión a Internet resulta deficitaria todavía en muchos centros y hogares.

  • Autoformación. Al orientar al alumnado hacia la realización de cursos abiertos en línea con cierto apoyo tutorial desde el aula, resulta evidente que se le está familiarizando con su futuro formativo en la red. Al fin y al cabo se sigue una línea de progreso del heterocontrol al autocontrol dotándolo progresivamente de mayores dosis de autonomía en su forma de aprender.

  • Niveles educativos. Los MOOC han crecido en su mayoría bajo el mecenazgo de universidades repartidas por todo el mundo. Algunas plataformas resultan de convenios corporativos que limitan la creación de cursos a ciertos profesores de ciertas universidades. Afortunadamente, como se ha visto en este artículo, también existen otras plataformas donde cualquier docente, de cualquier nivel educativo, puede crear y publicar a título individual fácilmente y de forma gratuita un curso abierto y masivo. Esta posibilidad permite extender su aplicación a los distintos niveles de la enseñanza incluyendo la formación del profesorado.

  • La barrera idiomática. Es cierto que la mayoría de MOOC están en inglés. De hecho se suele recomendar la creación del curso en este idioma para asegurar su carácter masivo. También el uso de recursos en inglés funciona en sinergia con las iniciativas bilingües que con tanto éxito se están desarrollando en la actualidad en España. Sin embargo el uso de este idioma puede excluir a colectivos hispanohablantes más desfavorecidos. Para conjugar ambas tendencias sería recomendable mimar la presentación en ambos idiomas.

  • Plataformas. Existen multitud de plataformas para la creación de MOOC. Pero un MOOC no es una estructura de curso sino una filosofía de diseño. Es posible crear un curso masivo, abierto y gratuito usando, por ejemplo, una plataforma como Moodle. De hecho el acceso como invitado que ofrece este sistema facilita el desarrollo y publicación de MOOC implementados con esta herramienta. También tendrán cabida otros CMS (blogs, wikis, redes sociales, etc) como aplicaciones con las cuales generar este tipo de cursos.

  • Sostenibilidad. Algunos espacios que ofertan MOOC debaten su existencia en medio de la búsqueda de recursos económicos. El diseño de MOOC con cierto grado de calidad no resulta gratuito. Y por ello es necesario articular distintos procedimientos para recaudar los fondos necesarios: partners, banners publicitarios, alquiler a empresas para su formación, pagos del alumnado por certificación, etc.

  • Colaboración institucional. Aunque algunos argumentan que no son buenos momentos para grandes proyectos, no cabe duda de que la colaboración entre instituciones (no solo estrictamente educativas) pueden encontrar puntos comunes en el diseño de MOOC de calidad en torno a temáticas transversales(tecnología, consumo, ciudadanía, orientación laboral, …) que favorezcan su utilización en distintas etapas educativas, segmentos de población (jóvenes, adultos, tercera edad, etc.), modalidades formativas, etc. En un número adecuado y con una duración reducida pueden formar parte de un catálogo modular sumamente interesante y susceptible de fácil integración en la enseñanza cotidiana del aula en distintos tramos educativos. No sólo en la escuela sino también en iniciativas de alfabetización ciudadana, formación profesional, ocupacional, etc.

  • Evaluación seria. El uso educativo de MOOC en el ámbito educativo reglado se puede complementar con una evaluación presencial como factor de corrección y ajuste al seguimiento y superación de sus contenidos.

Print Friendly